Las noticias de prensa se pueden leer en el Grupo Hablemos de Jardines de Facebook. Los Eventos y la Agenda apareceran en la columna de la derecha en el recuadro de Notas de Agenda.



domingo, 24 de julio de 2016

EL JARDÍN BIEN CUSTODIADO: BALUARD DE SANTA MADRONA

Existe en Barcelona un jardín bastante desconocido, muy bien custodiado por una guardia muy especial. Es un pequeño jardín sin grandes pretensiones, ni tan siquiera es un jardín antiguo pero tiene su pequeña historia.
En Barcelona queda un lienzo de la última muralla de la ciudad y en ella  queda una puerta que acostumbra a estar siempre cerrada, es el Portal de Santa Madrona a cuya advocación se acogió la ciudad antes que Santa Eulalia y la Virgen de la Merced le hicieran competencia quedándose como coopatronas. Este portal, único  que queda de aquella muralla abre a un  baluarte del XVIII adyacente a las “Dressanes Reials ” o atarazanas medievales. En las fortificaciones de esta época la muralla por su parte interior estaba reforzada por un terraplén donde se instalaba la artillería mientras que en la parte baja se solía utilizar como cuartel. Es precisamente en este terraplen donde ya entrado el siglo XX se hizo un jardín que por cuestiones que no viene al caso se olvidó, se dejó de mantener y se cerró por seguridad en 1993.

 En 2014 Barcelona  conmemoró la Guerra de Sucesión y concretamente la caída de la ciudad a manos del ejército borbónico. Surgieron muchas iniciativas por parte de la administración y las entidades ciudadanas para recordar el hecho y la sociedad de aquella época. Una de ellas fue la de volver a reconstruir el jardín que no existía en aquel tiempo pero que para poner en valor el lugar se rehízo utilizando la vegetación propia del sitio y del momento. La obra jardinera  la llevaron a cargo los alumnos  del Instituto Rubió i Tudurí que forma a profesionales jardineros. Este espacio ajardinado solo se visitaba para fiestas ciudadanas señaladas como las Fiestas de la Merced y Santa Eulàlia y se habría quedado sin vida si no hubiera sido por una iniciativa ciudadana.




 Desde 2015, La Coronela custodia el jardín. La Coronela era una milicia ciudadana formada por los Gremios de Barcelona con el fin de salvaguardarla. De origen medieval llegó hasta el siglo  XVIII y fue la principal defensa de la ciudad en el sitio de 1714. Ahora existe una asociación de recreación histórica que la ha hecho revivir y que ha puesto un cuidado especial en  recuperar no solo vestuario e historia sino también hacer difusión de la vida cotidiana de principios del XVIII en la ciudad, al estilo de muchas sociedades parecidas que existen en otros países. Es La Coronela la que se ha hecho cargo de la custodia del jardín y el primer, tercer y cuarto domingo de mes abre el recinto, monta guardia debidamente uniformada y atiende a todos aquellos barceloneses que descubren este recinto propiedad de la Diputación Provincial. Ojalá todas las milicias se dedicaran solo a custodiar y honrar jardines.



Si os interesa La Coronela clicad aquí