Las noticias de prensa se pueden leer en el Grupo Hablemos de Jardines de Facebook. Los Eventos y la Agenda apareceran en la columna de la derecha en el recuadro de Notas de Agenda.



miércoles, 31 de octubre de 2018

JARDÍN FUNERARIO DEL PROYECTO DJEHUTY

Recreación del jardín
En la Jornada Egiptológica de la Societat Catalana de Egiptología del dia 27 de octubre de este año,  José Manuel Galán, director del equipo del Proyecto Djehuty, nos explicó las últimas actuaciones de esta misión arqueológica y entre elles el hallazgo estrella de un jardín funerario, el único ejemplar   del que hasta ahora se han encontrado restos.  Un breve resumen de lo que expuso es lo que viene a continuación.
Dr. Galan y Dr.Padró  durante la Jornada.


El hallazgo tuvo lugar en la campaña del pasado año 2017  de la misión del Proyecto  Djehuty, personaje que  era el supervisor del Tesoro en tiempos de Hatshepsut.  Se encontró en el patio de una de las tumbas anteriores de la dinastía XII que han ido descubriendo en el lugar a lo largo de los trabajos.  . Está en la colina de Dra Abu el-Naga, la necrópolis de la orilla occidental del Nilo aproximadamente frente a Luxor.  Hasta ahora los egiptólogos se dedicaban a excavar en el interior de los enterramientos y no tanto el patio que las precede a pesar de que este era un lugar importante en el momento de sepultar las momias. En él se realizaban rituales de enterramiento como el de abertura de la boca. Gracias a los trabajos realizados se encontró el jardín

El tronco del tamarisco aún en el lugar donde lo encontraron

El jardín es de forma cuadrangular y está subdividido en cuadrados de 30x30. En un extremo se encontró el primer elemento del conjunto, el tronco todavía erguido de un tamarisco.  El conjunto un poco realzado del nivel del suelo está realizado con barro recubierto de mortero y tiene una escalera para que los aguadores pudieran acceder a  regarlo. En el centro existe un cuadrado en el que se supone habría un árbol o arbusto.



Está asentado sobre unos 40 cms. del material que colmató el patio por lo que este jardín pertenece al segundo propietario de la tumba. Junto al jardín se halló una jarrita de la dinastía XVII con semillasde cebada  y dátiles para la fabricación de cerveza.
Los primeros exámenes de las semillas y restos vegetales encontrados dicen que en el jardín había cilantro, una cucurbitácea, cebada y un tipo de trigo. Esto es solo una primera exploración y en este momento los arqueo-botánicos del CSIC estudian en profundidad todos los vegetales plantados.


La importancia de este jardín es que es el único del que se tienen certezas arqueológicas. Representaciones artísticas  de jardines a la entrada de las tumbas las tenemos en imágenes encontradas en el interior de la de Reneni (1500 a.C. aprox) lo que hace suponer que en los patios de otros enterramientos existían realmente otros que se han perdido o no se han excavado todavía.
La cuestión que se plantea en el caso del jardín funerario es si era un jardín con plantas alimenticias cuyas o hojas o frutos servían de ofrendas para el difunto en su vida al mas allá o se dedicaban a cultivar plantas y flores de carácter simbólico. Los resultados del estudio que llevan a cabo los botánicos puede dar luz al respecto.

Representación de jardín funerario en la Tumba de Reneni
Aunque no hay restos arqueológicos se sabe de otros jardines no funerarios. Se encontró uno en el lago Nasser cerca de la segunda catarata. Era de igual tamaño que el de Djehuty pero su finalidad era la de alimentar a los habitantes de una fortaleza  Aunque fue estudiado por su descubridor nunca publicó su hallazgo aunque parece que si hay fotografías antiguas. Parece que hoy está desaparecido.

Otro jardín de formato rectangular se hallaba en Amarna, la efímera capital creada por Akhenaton. Su objetivo era la de cultivar plantas alimenticias para algunos de sus habitantes.


Un apunte interesante es que los indios “pueblo” de Norteamérica tienen jardines realizados con la misma técnica

Jarrita hallada con cebada y dos dátiles

Está previsto realizar una copia escaneada del jardín que se podrá ver cuando la tumba de Djehuty y su entorno esté acondicionada para la visita. El original del jardín por su fragilidad será protegido y cubierto. 


Consolidando el jardín.



sábado, 28 de julio de 2018

¿OS HABÉIS FIJADO EN EL DISTINTO TRATAMIENTO PERIODÍSTICO DE LOS JARDINES?


No soy ni una documentalista experta ni una buscadora exhaustiva  pero ya llevo algunos años que en mi deseo de conocer sobre jardines dedico una parte de mi tiempo a la búsqueda cotidiana de aquellas noticias  que hablan de ellos y su entorno y que comparto en el Grupo de Facebook. Considero que lo que aparece en los medios de comunicación general es un reflejo del interés de una sociedad ya sea por inclinación propia, ya sea porque a alguien le conviene que lo sea.

Mis búsquedas diarias en la prensa on line me pareció que podían ser de utilidad también para otros y decidí hacerlas partícipes a través de las redes- Observo que las noticias y artículos que aparecen en España se circunscriben mayoritariamente a aquello que podríamos llamar informaciones escuetas, descripción de actos y de vez en cuando entrevistas a alguien del sector normalmente relacionadas con alguna actividad que se este desarrollando o a punto de empezar como una forma de campaña de publicidad. Hay otras noticias que hace tiempo dejé de reseñar aquí por repetitivas y que podríamos agrupar en tres grandes apartados: 1 Conflictos laborales varios  entre administración, empresas y trabajadores. 2 Rifirrafes políticos. 3 Propuestas de formación para colectivos con dificultades pero no estudios profesionales y especalizados.

En la prensa extranjera, especialmente en la europea el tratamiento difiere. Están, como no, las informaciones de actividades y la crónica de hechos pero hay una proporción significativamente más amplia a la difusión de estilos, tendencias y referencias de la historia y la actualidad jardinera. Artículos y entrevistas sobre personajes y profesionales dedicados a los jardines. Reportajes documentados y de investigación y por último artículos de opinión, columnas periódicas que van más allá de los simples consejos jardineros. Reflexionan sobre el clima, la sociedad, el arte, el patrimonio  la economía y la salud y su conexión con los jardines. Eso lo encuentro a faltar en España.

Afortunadamente si hay cada día más voces que se levantan en favor del medio ambiente y el paisaje que estamos malbaratando pero eso no es hablar de jardines que es algo más concreto pero que creo que tiene suficiente entidad para tener un espacio mediático propio y que daría a conocer un sinfín de posibilidades y potencialidades que se desconocen por el gran público.

Mis datos parten de una cotidianidad empírica y no de un estudio estadístico pero creo que reflejan una tendencia. Y como dice un abogado estrella actual: “ahí lo dejo”.

martes, 24 de julio de 2018

HORTENSE DE BEAUHARNAIS



Este nombre, a primera vista quizá no diga nada relacionado con los jardines, pero puede que atéis cabo al saber que sus padres fueron el Vicomte Alexandre de Beauharnais y Marie Josèphe Rose Tascher de La Pagerie. Esta señora de nombre tan largo es ni más ni menos que la Emperatriz Josefina que casó en segundas nupcias con Napoleón Bonaparte. Los hijos como es sabido los tuvo en su primer matrimonio.


Josefina fue una gran aficionada a la botánica y a los jardines. En su casa de la Malmaison instaló grandes invernaderos comunicados con sus salones en los que reunió una gran colección botánica. Se hizo traer árboles y plantas exóticos de distintas partes del mundo. A su alrededor se juntaron botánicos y también artistas que reproducían, creaban y dibujaban o pintaban sus flores como era Redoute.

Los botánicos dieron a las plantas nombres como La Pageria, Bonapartea o incluso Josephina Imperatrix. No es de extrañar que la hija de Josefina diera su nombre a una planta: la hortensia. El género Hydrangea que comúnmente llamamos hortensia ornamenta actualmente muchos jardines.

Hortense llegó a ser reina de Holanda y fue madre de Napoleón III de Francia.

El descubridor de esta planta para los jardines europeos fue el médico y naturalista francés Philibert Commerson (1727-1773). Según una página de internet no está claro en honor a quién le puso ese nombre, existen varias hipótesis: Hortense Lepaute, la hija fallecida del famoso relojero y amigo Jean André Lepaute, la Reina Hortensia (la hija de Josephine de Beauharnais y Napoleón) ó Hortense de Nassau, la hija del Principe Nassau cooparticipe de la expedición que la descubrió.


jueves, 12 de julio de 2018

MÁS FRASES SOBRE JARDINES


Continúo la colección de frases sobre jardines que van apareciendo mensualmente  como cabecera del Grupo de Facebook de “Hablemos de Jardines”. Siempre es más fácil recuperarlas desde el blog. Las imágenes no estan en el orden cronológico en que aparecieron.











.



miércoles, 30 de agosto de 2017

RECORDANDO SAN FIACRE


Como cada 30 de agosto recuerdo el patrón de los jardineros con una imagen. Esta vez de una vidriera de la iglesia de San Salvador en la ciudad francesa de Dinan

lunes, 31 de julio de 2017

FRASES PARA RECORDAR

El Grupo de Facebook  y la realización de la Agenda de Jardines se me lleva todo el tiempo que dedicaba al blog. Siempre tengo un par de ideas para escribirlas e ilustrarlas convenientemente pero nunca llegan a concretarse. Hoy he pensada que quizá sería interesante reunir aquí algunas de las cabeceras que han abierto el Grupo FCB durante algunos meses.
Tenerlas reunidas aquí en una mini-antología que recoge muchas de ellas puede ser el inicio de un Libro de citas sobre jardines. Desgraciadamente he perdido algunas por el camino. Procuraré ser más cuidados en adelante y poner otras entradas más adelante. Las pongo tal como aparecieron en el Facebook: imagen y cita aunque sin seguir un orden cronológico del que no guardo constancia.




FRASES PARA RECORDAR - 2



















lunes, 31 de octubre de 2016

LA ITALIA DE AYER, LA ITALIA DE HOY


Hoy me vienen a la cabeza un par de cosas: Italia y este fin de mes que bajo distintos nombres evocamos a la muerte.

Italia está sacudida desde este verano por terremotos que van quebrando por su parte central la espina dorsal de los Apeninos, muertes, heridos y sobretodo destrucción de casas y cultura.

EL llamado mundo civilizado, especialmente el del hemisferio norte , con el final del verano, recuerda la idea de la muerte, la antigua Europa se acerca a los cementerios con  amor/nostalgia a  sus difuntos  pero también con el respeto que se traduce con el misterio de esos muertos que siguen presentes o que incluso pueden regresar (fantasmas y espíritus nos envuelven). La cultura indígena hispanoamericana vive con alegría este día  que les dedica a sus muertos como pueden ser los mexicanos y sus calaveritas y flores multicolores.  Los norteamericanos nos invaden con esa oleada comercial de muertos vivientes que desde el horror y la fealdad llenan las arcas de las grandes industrias y comercial alejándose de cualquier valor humano que sea el miedo vacio.

Y diréis ¿cómo auno  yo esas dos ideas que me rondan por la cabeza y me hacen confluir en un jardín? Hoy  víspera de Todos los Santos (que no es el Día de los Muertos en España que se celebra el 2 de noviembre) quería poner alguna cosa en este blog. Dudaba si algo relacionado con un cementerio o bien algo más positivo como así lo he hecho. La imagen corresponde a una ilustración del Decamerón de Bocaccio.  En el libro un grupo de jóvenes adinerados huyen de Florencia y  de la muerte que representa la peste que asola Europa entre 1347-50 y se refugian en una villa en el campo.  Allí para entretener sus días se reúnen especialmente en los jardines para contar historias. Una huida preventiva y lúdica. Los actuales italianos de Umbría y Las Marcas han huido pero en la mayoría de los casos ha sido para dejar atrás unas poblaciones maltrechas y me temo que no van a tener jornadas tan entretenidas como nuestros jóvenes del Decamerón.

Para terminar transcribo uno de los textos del Decamerón que describe un jardín.

“…Tras lo cual hicieron abrir un jardín contiguo al palacio, que estaba todo murado, penetraron y les pareció al hacerlo que era de maravillosa belleza, y atentamente comenzaron a visitarlo con detenimiento. Tenía alrededor y por el centro muchos senderos amplios como carreteras y cubiertos de pérgolas y parras que parecían prometer para aquel año gran cosecha de uvas. Y todo estaba tan florido y tanto olor en el jardín se mezclaba que parecíales hallarse entre toda la especiería nacida en Oriente.. Rodeaban los senderos, cerrándolos casi, rosales blancos y encarnados, y jazmines, con lo que, y no para la mañana (que ya el sol estaba alto) podía caminarse por doquier bajo fragante y deleitosa sombra, sin que el sol enojase. 
Largo sería de contar cuántas y cuáles y en qué forma ordenadas estaban y eran las plantas de aquel lugar, pero no faltaba ninguna de las beneficiosas que nuestro clima consiente. Y había en medio (y no era lo menos sino lo más elogiable de todo un prado de diminuta hierba, tan verde que casi negreaba, sembrado de mil variedades de pintadas flores y rodeado de verdes  y vivos naranjos y cedros, los cuales,  cargados de frutos maduros y tempranos y llenos de flor, no sólo daban placentera sombra a la vista, sino que regocijaban el olfato. En medio del prado había una fuente de blanquísimo mármol, maravillosamente esculpida. Dentro de ella, no se si por naturaleza o por artificio, de una figura que sobre una columna había en el  centro, brotaba tanta agua y a tal altura, para volver a caer, con gratísimo son, en la muy clara fuente, que habría podido mover un molino. Y luego la que sobraba en la taza salía del pradillo por oculta ruta y por canalillos bellos y artificiosamente construidos lo rodeaba. Más tarde. Por caucecillos semejantes, discurría por lo más del jardín, recogiéndose finalmente en una parte desde donde salía, descendiendo, límpida a la llanura para, al fin,  con gran fuerza y no pequeña utilidad del propietario hacer girar dos molinos. 
Al ver aquel jardín , y su buen orden, y las plantas, y la fuente, y los arroyuelos que de lla salían, tanto agradó a las mujeres y a los tres mancebos, que comenzaron a afirmar que si se pudiese hacer el ^Paraiso en la Tierra, no acertaban qué otra forma pudiese dársele, sino la de aquel jardín, ni pensar qué belleza se podía agregar a aquella.”
Giovanni Boccacio

El Decamerón

martes, 16 de agosto de 2016

PEQUEÑO JARDÍN PRIVADO DEL QUE PODEMOS DISFRUTAR LOS BARCELONESES

Salida al jardín
Hace un tiempo un libro bellamente editado nos descubría jardines escondidos de Barcelona (1). Ahora mismo no recuerdo si estaba entre ellos el que ahora citaré y del que os pongo unas fotos que he tomado esta misma mañana antes de empezar un recorrido por las calles engalanadas de Gracia en plenas fiestas del barrio. El jardín es el de la tienda Olokuti en la calle Astúries.
La tienda se abrió hace unos 12 años en una casa  como había tantas otras en ese barrio y en otros de Barcelona que tiene planta baja y dos pisos.. Olokuti ocupa la planta baja. La casa  se abría por detrás a una “eixida” o pequeño patio-jardín de los que también proliferaban en Barcelona y que han caído bajo los piquetes de los constructores al hacer nuevas viviendas. Esos eran espacios con vida, humana y vegetal, que ahora en el mejor de los casos han sido sustituidos por patios enlosados, a veces encima de una planta dedicada a garaje, almacén o similar y que casi siempre infrautilizada.

Un rincón para estar, un rincón para conversar
Olokuti, una tienda que se dedica a la venta de productos ecológicos y de precio justo tuvo el acierto de mantener este pequeño jardín trasero. Según me dicen conserva los árboles originales aunque han reorganizado el espacio, han creado un pequeño parterre central y han cerrado el trozo de jardín que les corresponde  con plantaciones nueva. Más allá hay espacios para el uso de los otros habitantes de la finca.

Mesas multicolores
 Este pequeño jardín cuenta con un elemento característico de “les eixides”: unos lavaderos que se han conservado aunque ahora se hallan sin agua. Un segundo elemento no tan corriente pero que se encuentra también aquí es un pozo con su brocal y su polea, bastante deteriorado por el tiempo y con los tallos secos de una trepadora enroscándose por su estructura. El pozo merecería un mejor cuidado aunque solo fuera como elemento decorativo. 

Es una verdadera gozada entrar a mirar o a comprar en la tienda y poder disfrutar  libremente del jardín, quedar con los amigos, tomarte un café o simplemente leer el periódico. Unas mesitas de mosaico con taburetes animan a estar allí y una máquina expendedora de cafés, tés o refrescos son un complemento ideal.


Las típicas plantas verdes  del jardín de nuestras abuelas
El jardín podría muy bien ser ese jardín doméstico que crece verde bajo los árboles y que mantiene un punto salvaje que lo hace entrañable. Aplaudo esa iniciativa de dejarnos disfrutar de un jardín que por cierto no muchos barceloneses conocen, incluso algunos que frecuentan  la casa desconocen su existencia a pesar de que siempre está abierto al final de la tienda. 

Los lavaderos
 Seguro que hay más y me  he propuesto descubrir otros de estos pequeños jardines urbanos de uso público, anexos a tiendas u otros edificios cuyos propietarios los siguen conservando y nos dejan disfrutarlos.
Esperando que las uvas maduren

Otro detalle del jardín

Afegeix la llegenda

........................................................................... 
(1) El jardín escondido. Espacios verdes en la ciudad. Autores: Pilar Sampietro / Ignacio Somovilla. Editorial: Pol.len Edicions. 2013

domingo, 24 de julio de 2016

EL JARDÍN BIEN CUSTODIADO: BALUARD DE SANTA MADRONA

Existe en Barcelona un jardín bastante desconocido, muy bien custodiado por una guardia muy especial. Es un pequeño jardín sin grandes pretensiones, ni tan siquiera es un jardín antiguo pero tiene su pequeña historia.
En Barcelona queda un lienzo de la última muralla de la ciudad y en ella  queda una puerta que acostumbra a estar siempre cerrada, es el Portal de Santa Madrona a cuya advocación se acogió la ciudad antes que Santa Eulalia y la Virgen de la Merced le hicieran competencia quedándose como coopatronas. Este portal, único  que queda de aquella muralla abre a un  baluarte del XVIII adyacente a las “Dressanes Reials ” o atarazanas medievales. En las fortificaciones de esta época la muralla por su parte interior estaba reforzada por un terraplén donde se instalaba la artillería mientras que en la parte baja se solía utilizar como cuartel. Es precisamente en este terraplen donde ya entrado el siglo XX se hizo un jardín que por cuestiones que no viene al caso se olvidó, se dejó de mantener y se cerró por seguridad en 1993.

 En 2014 Barcelona  conmemoró la Guerra de Sucesión y concretamente la caída de la ciudad a manos del ejército borbónico. Surgieron muchas iniciativas por parte de la administración y las entidades ciudadanas para recordar el hecho y la sociedad de aquella época. Una de ellas fue la de volver a reconstruir el jardín que no existía en aquel tiempo pero que para poner en valor el lugar se rehízo utilizando la vegetación propia del sitio y del momento. La obra jardinera  la llevaron a cargo los alumnos  del Instituto Rubió i Tudurí que forma a profesionales jardineros. Este espacio ajardinado solo se visitaba para fiestas ciudadanas señaladas como las Fiestas de la Merced y Santa Eulàlia y se habría quedado sin vida si no hubiera sido por una iniciativa ciudadana.




 Desde 2015, La Coronela custodia el jardín. La Coronela era una milicia ciudadana formada por los Gremios de Barcelona con el fin de salvaguardarla. De origen medieval llegó hasta el siglo  XVIII y fue la principal defensa de la ciudad en el sitio de 1714. Ahora existe una asociación de recreación histórica que la ha hecho revivir y que ha puesto un cuidado especial en  recuperar no solo vestuario e historia sino también hacer difusión de la vida cotidiana de principios del XVIII en la ciudad, al estilo de muchas sociedades parecidas que existen en otros países. Es La Coronela la que se ha hecho cargo de la custodia del jardín y el primer, tercer y cuarto domingo de mes abre el recinto, monta guardia debidamente uniformada y atiende a todos aquellos barceloneses que descubren este recinto propiedad de la Diputación Provincial. Ojalá todas las milicias se dedicaran solo a custodiar y honrar jardines.



Si os interesa La Coronela clicad aquí