Las noticias de prensa se pueden leer en el Grupo Hablemos de Jardines de Facebook. Los Eventos y la Agenda apareceran en la columna de la derecha en el recuadro de Notas de Agenda.



lunes, 29 de noviembre de 2010

UN JARDÍN MODERNISTA DE PIEDRA Y CERÁMICA

La corriente modernista alcanzaba todas y cada una de las artes y su práctica hacía que se manifestara de forma global. La arquitectura no se limitaba a la construcción de edificios sino que fueron muchos los arquitectos que diseñaron interiores y los elementos que tenían que decorarlos. Florecieron las artes menores y la artesanía tuvo un momento de esplendor frente a los primeros intentos de productos industrializados o en serie de mitad del XIX.
Una característica del modernismo es la utilización de elementos vegetales como ornamento. No es de extrañar que paredes, suelos, muebles y objetos de decoración se cubrieran de flores, ramas y árboles. Un ejemplo de ello es el Instituto Pere Mata de Reus.



Nacido como iniciativa privada a principios del siglo XX con el fin de atender a enfermos mentales se distribuía en diversos pabellones en los que los enfermos serian atendidos según sus posibilidades económicas. La realización se encargó a Domènech i Muntaner, autor del hospital de la santa Cruz y San Pablo otro centro de renombre que se distinguió por un diseño muy avanzado a su tiempo.
El pabellón que daba acogida a los pacientes de más recursos económicos se diseñó como una residencia de salud más cercana a un hotel de lujo que a un centro sanitario. Los pacientes disponían de una habitación privada, con cuarto de baño individual, con una habitación contigua para su enfermera, y en varios casos con una habitación destinada a despacho, todas ellas equipadas de muebles modernistas distintos en cada caso.




En los espacios comunes el derroche ornamental es de gran riqueza. Podemos observar mosaicos artesanales que recubre los suelos y los techos, arrimaderos de baldosas especialmente diseñadas para el lugar. Mientras la sala de estar y la sala de billar las flores y en especial la rosa, emblema de Reus, son el “leiv motiv” de la estancia, en la sala comedor los naranjos invaden el lugar cubriendo arrimaderos, muebles y encaramándose por el techo como verdaderas pérgolas llenas de frutos.
Aunque no es un verdadero jardín es tal la emoción de la naturaleza que se percibe en este interior que me ha parecido digno de reseñarlo aquí. Seguramente el jardín trasero que existía en el pabellón debía estar también muy cuidado. Actualmente en este espacio existen diversos árboles pero no tiene una estructura de jardín modernista.









4 comentarios:

Ana dijo...

Muy interesante. Especialmente que los mosaicos sean triangulares ¡Digno de ver! Agendado para mi proximo viaje.

missJardin dijo...

que interesante!!! muchas gracias por acercarnos a estos jardines tan inspiradores.
un saludo!!!

Montserrat dijo...

Muchas gracias a Ana y a MissJardin por visitar mi blog.
A Ana quiero decirle que esas baldosas triangulares se encuentran en un arrimadero de escalera por lo cual la forma ayuda al diseño del mismo.

Te animo a visitar la Institución Pere mata obra de Domenech y Muntaner, el mismo autor del Palau de la Música y del Hospital de San pablo. Al no estar en Barcelona sino en Reus, provincia de Tarragona, no es un lugar tan conocido como otras obras del mismo arquitecto. Para visitarlo hay que ponerse en contacto con el Patronato de turismo de Reus que es quien gestiona las visitas. Si no lo haceis así encontrareis cerrado el recinto y no podreis verlo.

Giardini Ribelli dijo...

Hola, es realmente muy interesante. Actualmente estoy preparando una serie de post en mi blog sobre los jardines surealistas (Laz Pozas, los de Dalì y Le Corbusier), pero me gustaría ampliar el "Arte y Jardines" hablando de los jardines de piedra, incluidos los modernistas de Cataluña. Por casualidad, ¿sabe si hay alguna publicación sobre esto?
Gracias por cualquier información y felicidades por el blog!

Elena