Las noticias de prensa se pueden leer en el Grupo Hablemos de Jardines de Facebook. Los Eventos y la Agenda apareceran en la columna de la derecha en el recuadro de Notas de Agenda.



domingo, 4 de diciembre de 2011

JARDÍN DEL PALACIO DE ANGLONA EN MADRID

Jardín de Anglona- Vista de los parterres principales
 
En mi escapada otoñal a Madrid visité el jardín del palacio de Anglona, uno de esos jardines escondidos del centro de Madrid, situado entre la calle Segovia y la plaza de la Paja. Está adyacente a un palacio remodelado varias veces a lo largo de su historia. El jardín cerrado con un muro está apoyado  en un terraplén que hace de él un verdadero jardín colgante. Hay que ir a buscarlo para encontrarlo. Recordaba haberlo visto hace tiempo pero ahora lo intenté mirar con ojos nuevos. Sin embargo me ocurrió como la otra vez, hay alguna cosa que me chirría en este espacio. Sé que el mes de noviembre no es el mejor tiempo para visitar algunos jardines y quizá este sea uno de ellos ya que las plantas no están en su mejor momento, quizá también ayuda un cierto mal mantenimiento general. Les aconsejaría que tuvieran más sensibilidad con el jardín en el momento de poner carteles.

pavimento de ladrillos
 
No sabia nada de su historia o de su trazado pero a bote pronto hay dos cosas que me gustaron: el pavimento de ladrillos a sardinel  y las dos pérgolas, ahora un tanto desnudas de vegetación. No me gustó en absoluto esa fuente central sobre una columna retorcida que me recordaba la de los jardines de los chalets de las urbanizaciones veraniegas. Otra cosa que me llamó la atención es un cenador en una esquina, desnudo de vegetación y sin trazas de que nadie haya pensado en recubrirlo con ningún elemento vegetal como si no supieran que hacer con él.
Pérgola

De mis búsquedas de internet y de los carteles informativos allí colocados y por cierto  bastante maltratados por los visitantes incívicos puedo tener una idea de la trayectoria de este jardín.
El palacio es del siglo XVIII aunque parece que con anterioridad ya había habido allí una residencia noble. En ese siglo habitan varios nobles de la casa de Osuna, uno de ellos Pedro Alcántara Tellez-Girón ostentaba el título de Príncipe  de Anglona de donde tomo el nombre el palacio y el jardín.  En 1761 diseña el jardín. El palacio sufrió muchas remodelaciones, en especial en 1802  que adoptó el estilo neoclásico  al ir a vivir a él nuevos miembros de la familia.

Fuente central

El jardín fue reformado en 1920 por Javier de Winthuysen por encargo de los marqueses de la Romana, propietarios por entonces del palacio que había sido adquirido el siglo anterior a los Príncipes de Anglona.

Después de la Guerra Civil española el palacio es alquilado por el ayuntamiento de Madrid que sitúa en él dependencias de estadística hasta que en 1978 pasa a titularidad municipal. Al cabo de 5 años una empresa lo adquiere para hacer apartamentos de lujo y decide restaurar el jardín para lo cual contrata a la paisajista toscana Lucia Serredi. El proyecto no llega a buen fin y tampoco  la restauración del jardín.

Con los nuevos propietarios el jardín se cierra como si fuera una propiedad particular aun cuando seguía siendo de titularidad municipal. Ante las reivindicaciones  de los vecinos, el Ayuntamiento restaura el espacio y  lo reabre al publico el 2002.

Fuente original situada en un lateral


El jardín  tiene unos 500 m2. Tiene cuatro parterres bordeados de boj  resultantes de dos calles que lo cruzan. En el cruce hay una fuente puesta en la restauración desplazando la originaria, de taza baja,  a uno de los lados del jardín. Personalmente y pudiendo equivocarme ya que no he estudiado el jardín ni soy una experta, la fuente baja me encaja más con el pavimento de ladrillo  ya que me recuerda a los jardines hispanoárabes. Dos pérgolas bordean dos de los lados del jardín. En un tercer costado está colocado un cenador de hierro. El jardín está cerrado por un muro que en alguno de sus muros esta rebajado rematándolo con una celosía.

Cenador


-

5 comentarios:

Espacios vivos dijo...

hola montserrat, parece ser que la presencia del cenador en esa zona más elevada, es porque quiere recordar que en ese lugar hubo un cenador cubierto. De hecho si te fijas, esa zona tiene un muro, que tiene diferentes alturas, para enfatizar eso precisamente. Esto me lo contó un arquitecto historiador que trabaja en el Ayuntamiento de Madrid.

Montserrat dijo...

Gracias por la información. Imaginaba la colocación del cenador como un elemento preexistente pero encontraba a faltar alguna explicación de su colocación un tanto descontextualizada en esa especie de tarima de obra. En los jardines de tipo histórico que han sido restaurados no sobra un cartel de más que sea discreto con información y quizá se podria poner en otros lugar ese gran cartel amarillo chillon contra los perros en mitad del parterre.

Felicidades por tu blog. Cuando yo empecé con mi web madie hablaba en internet de jardines históricos. en castellano. Afortunadamente ahora somos más. Creo que el blog como instrumento ha contribuido a a ello. Yo misma me he pasado al blog como habrás visto. Quizá no permite ciertas cosas pero gana en en viveza y espontaneidad.

binboy dijo...

volkswagen md

I stumbled upon this I have found It absolutely helpful and it has helped me out loads. I am hoping to give a contribution & help other users like its aided me. Good job.

Montserrat dijo...

Binboy, thank you very much

semillashuertayjardin dijo...

No conocía este Jardín, gracias por toda la información, saludos