Las noticias de prensa se pueden leer en el Grupo Hablemos de Jardines de Facebook. Los Eventos y la Agenda apareceran en la columna de la derecha en el recuadro de Notas de Agenda.



jueves, 22 de mayo de 2008

PIETRO DE CRESCENZI

Pietro de Crescenzi fue un burgués de Bolonia, jurista, hombre de ciencias y viajero que nos dejó un libro importante para el estudio histórico del arte y el cultivo de los jardines en el que reflexiona más allá de los tratados de los clásicos y los texto de tradición árabe.

Su obra, firmada como Petrus Crescentiensis, la escribió entre 1299 y 1305 y fue dedica a Carlos II de Anjou, rey de Sicila. Se trata de doce libros llamados De Ruralium Commodorun. Es un tratado del arte de la agricultura y la horticultura que en su siglo fue traducida a la lengua europea importante y difundida como manuscrito y a partir de finales del siglo XV se realizaron algunas impresiones. Durante largo tiempo fue una obra de referencia en esta materia.

Para la historia de los jardines es importante el libro octavo donde trata específicamente del arte de los jardines y de la forma de los jardines de placer medievales.

Considera que los jardines son una necesidad para todos. Claro está estos “todos” son muy relativos porque en el siglo XIV quien pudiera tener posibilidad de tener un terreno para un jardín era un número muy limitado de personas y aún más el que dispusiera de recursos económicos y sensibilidad para ello.

Partiendo de esta premisa nos habla de la idoneidad del terreno que ha de ser llano, no pantanoso, protegido de los vientos, etc. También considera que la forma ideal es la cuadrada.

En el tratado propone diversos modelos según las posibiidades y el status del propietario. El más pequeño es el típico jardín medieval gótico de un prado bordeado de plantaciones de flores como los lirios, rosas y violetas y de hierbas aromáticas como la ruda, la menta, la mejora, la salvia, etc. El jardín ha de disponer de un lugar sombreado bajo una pérgola y también una fuente central.

El jardín de dimensiones medias, es decir de una dimensión de una hectárea cercado por setos o zanjas dónde además de lo expuesto hay espacio para hileras de árboles frutales. Recomienda granados para las regiones meridionales y para las más frías el cultivo de membrilleros y avellanos.

El tercer tipo de jardín es el vergel real o de nobles poderosos y ricos. Alcanza las cinco hectáreas y está rodeado de muros cubiertos en su parte interna de plantas trepadoras y rematados en sus esquinas por torrecillas. Este jardín incorpora a los anteriores un espació boscoso para la caza para lo cual han de existir especies como las liebre, los ciervos y otros animales selváticos. Otros animales destinados al placer también tendrían su presencia en el jardín en jaulas parecidas a casas: faisanes, perdices o animales agradables por su canto como los ruiseñores. En la parte boscosa propone un estanque con peces.

Este jardín real dispone de parterres de tipo cuadrado separados por vías formando una parrilla. En él están presentes las flores, las hierbas, los árboles frutales y elementos arquitectónicos y auxiliares como son la pérgola, una fuente central con una pileta de agua de la que surgen canalillos de agua que permiten el riego del jardín. Esta puede estar bajo un pabellón. Tampoco olvida los elementos auxiliares para el reposo como son los bancos de hierba o mesas y sillas para sentarse. Para este jardín propone la existencia de un laberinto.

Bibliografía:

Jean Pierre Le Dantec .Jardins et Paysages. Paris 1996
Filippo Pizzoni. Il giardino, arte e storia dal medioevo al novecento. Milan 1997


Reconstrucción de un jardín real según Crescenzi

Leyenda

1- Entrada
2- Parterres de flores
3- Fuente cubierta por un pabellón
4- Laberinto
5- Pabellón con una pileta de agua
6- Parterres para hierbas officinalis
Pr- Pomari (árboles frutales)
V- Vergeles o huertos
Ve- Viridiarium, zona boscosa
Ps- Peschiera o estanque de peces

No hay comentarios: